jueves, 18 de agosto de 2011

Niños de PAN Manitos desfilaron por el Día de la Bandera


Niños que asisten a los centros infantiles Pan Manitos del municipio alteño, desfilaron con civismo en conmemoración a los 160 años en que la tricolor boliviana fue adoptada como emblema nacional.


Pese a su edad -entre 3 a 6 años-, la mañana de hoy en la avenida 6 de Marzo los niños acudieron junto a sus padres vistiendo diferentes trajes típicos de los departamentos del país.


No faltaron los pequeños militares de las Fuerzas Armadas, de la Policía, Colorados de Bolivia acompañados de sus enfermeras, tampoco los aguerridos ponchos Huayruru (negro y rojo) junto a sus mama t’allas, representando al altiplano boliviano.

CIVISMO

La titular de la Dirección Municipal de Salud, Alejandra Hidalgo, señaló que es importante cultivar el civismo en los niños por lo que se realizó esta actividad con la participación de los centros que atienden a los menores con capacidades diferentes.

“En el desfile también están participando los niños especiales que han sido los primeros en ingresar rumbo al palco, lo que se quiere es que todos los niños participen de este evento sin restringir a nadie por recomendación del Alcalde, Edgar Patana”, afirmó Hidalgo.

Esta autoridad, hizo notar que la mayor parte de los niños que asisten a estos centros infantiles, provienen de familias de escasos recursos económicos, es por eso que la municipalidad brinda el apoyo de cuidarlos, protegerlos, alimentarlos y prepararlos para el ingreso al kinder.

CENTRO MANITOS

Son aproximadamente 4.160 niños que asisten a los centros infantiles Pan Manitos; una parte cuenta con el apoyo de Aldeas SOS, otra parte depende del obispado y el resto -83 centros infantiles- está a cargo del municipio.

Los centros que dependen del municipio son atendidos por más de 500 educadoras que brindan educación y estimulación temprana a los niños.

“Por los reportes que tenemos de los directores de las diferentes unidades educativas, los niños que asisten a nuestros centros van preparados con toda la base necesaria de conocimientos para poder entrar al kínder”, destacó Hidalgo.  

En estos centros, los niños son sometidos periódicamente a controles de peso y talla con el objetivo de velar su nutrición. Los menores que son parte de estos centros, son privilegiados del respeto y la protección de sus derechos.

Los menores que asisten a estos centros reciben raciones alimenticias a través del municipio, instancia que provee de alimentos con el apoyo de instituciones como ser, SEREGES y Programa Mundial de Alimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada